viernes, 17 de diciembre de 2010

una de abejas

Érase una vez una abeja caderona y corazón de miel, que al besar las blancas flores cambiaban de colores y sonreían de placer. Hugo Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario