viernes, 29 de enero de 2010

Lágrimas

Lo que tú no entiendes, niño, es que los hombres que a mí me gustan no saben llorar. Dijo la Dragh Queen, con un tono tan carente de emoción que al escucharla el hombre que inútilmente se pintaba lágrimas en los ojos, dejó de hacerlo y resignado volvió a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario